Convocatoria al “Premio Gubbio América Latina y Caribe 2017”
20 marzo, 2017
Miguel Falomir: “Un museo no puede ser una urna de cristal por muchos brillantes que la adornen”
22 marzo, 2017

Interpol Argentina y Ministerio de Cultura de la Nación recuperaron y restituyeron obras del artista Antonio Sassone que habían sido robadas hace once años

El ministro de Cultura, Pablo Avelluto y su par de seguridad, Patricia Bullrich, restituyeron hoy a Stella Sassone, hija del fallecido escultor, pintor y poeta Antonio Sassone, las obras del artista que fueron robadas hace 11 años por una organización criminal dedicada al robo de viviendas y comercios en la modalidad “boqueteros”.

Del acto también participaron el jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Roncaglia, los secretarios de Seguridad, Eugenio Burzaco; y de Seguridad Interior, Gerardo Milman; el director nacional de Investigaciones, Rodrigo Bonini, y el superintendente de Investigaciones Federales de la fuerza, comisario mayor Raúl Britez.

Bullrich destacó el accionar del Departamento de Interpol en la investigación al señalar que “las obras fueron robadas hace más de 11 años y eso habla de la persistencia y dedicación de la Policía Federal en su búsqueda”.

Asimismo, se refirió al documento firmado, el cual afirmó que representa “la devolución de las obras a la familia Sassone y la posibilidad de que éstas perduren para que los argentinos puedan mirarlas, interpretarlas y disfrutarlas”.

Bullrich y Avelluto encabezaron una conferencia de prensa en el auditorio de la Dirección General de Coordinación Internacional de la Policía Federal.

El ministro de Cultura indicó que “el esclarecimiento de un delito y la recuperación de lo robado suelen ser buenas noticias para todos” y agregó que “cuando lo recuperado son obras de arte , objetos únicos e irrepetibles, la alegría es inmensa”.

“Desde el punto de vista patrimonial, no podemos estar más contentos de que las obras regresen a sus legítimos dueños”, precisó Avelluto.

Las obras fueron robadas el 28 de marzo de 2005 de un departamento ubicado en el barrio porteño de Recoleta.

Se trata de 25 piezas que incluyen esculturas, obras pictóricas y libros relacionados con la vida de Antonio Sassone. Fueron sustraídas mientras la hija del artista se encontraba en Italia.

Stella Sassone, por su parte, señaló: “Las obras son como hermanas para la hija de un escultor. Estoy realmente conmovida de volverlas a ver y de tenerlas nuevamente en casa”.

Luego, la presidenta de la Fundación Antonio Sassone reconoció la labor de las autoridades nacionales.

“Gracias a los ministros por el gran trabajo que realizaron y a la gente de Patrimonio Cultural por su gentileza”, sostuvo.

Días después del robo, algunas de las piezas fueron halladas tras ser exhibidas en comercios de la zona.

Ante la dificultad que implicaba que no contaran con fotografías y descripciones de las mismas, la mayor parte del botín permaneció en la ilegalidad hasta que la Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la PFA desarticuló una banda especializada en delitos contra la propiedad.

Durante el operativo, los uniformados dieron cuenta del valor del material incautado.

Frente a ello, el Departamento Protección del Patrimonio Cultural de la fuerza participó para determinar la autoría, origen e identificación del legítimo propietario de las obras de arte recuperadas.

Finalmente, a instancias del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción número 49, a cargo de María Dolores Fontbona de Pombo, por ante la Secretaría número 169 de Federico Laderach, se estableció la conexión con el robo y se ordenó la restitución de las piezas a la hija del reconocido artista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *