Responsable de 26 museos nacionales, quiere que estos sean modernos y abiertos a nuevas expresiones.

“Lo que venía pasando es que el Museo Histórico Nacional tenía que demostrar que Belgrano, Rosas y San Martín lo que querían era que Néstor asumiera el poder”, dice Américo Castilla, que hoy es el responsable último de los museos nacionales. Sentado en un bar de San Telmo, chicanea… “Y no fue tan así.”

Castilla -formalmente, secretario de Patrimonio Nacional- tiene puesta su energía en hacer museos modernos, con una nueva manera de acercarse a los visitantes, a quienes prefiere llamar “invitados”, porque un invitado, dice, es alguien a quien nos interesa conocer. En estas cosas ha pensado y hecho pensar el año pasado cuando con su Fundación Typa organizó el encuentro “El museo reimaginado”.

El secretario no es un hombre que haya llegado a la gestión pública con el gobierno de Macri. Ayer nomás estuvo detrás del concurso que, en septiembre, eligió al nuevo director del Museo Nacional de Bellas Artes. Y antes de eso ocupó el mismo cargo que ahora entre 2003 y 2005, justamente en el gobierno de Néstor Kirchner. Parte de ese tiempo también estuvo al frente del Bellas Artes.

-¿La gente va al museo porque el museo tiene algo para darle?

-Es que no viene tanto porque no está claro qué tenés para darle. ¿Tenés para darle un discurso que lo minimiza? ¿Un discurso erudito que lo excluye? ¿O estás abierto?

-¿Tenés para mostrarle algo que no conoce? ¿O qué fue la muestra de la japonesa Yayoi Kusama, con colas de gente?

-Eso demuestra la necesidad de intercambio social. Y los museos todavía no repararon en que tiene que ser cotidiana la invitación a compartir.

-¿Eso como se hace?

-Es buen ejemplo lo de Kusama. Eso fue inesperado. Trabajaron mucho las redes sociales. El mismo año se hizo en Proa una muestra de Ron Mueck, donde estaba prohibido sacar fotos. Al no viralizarse perdió miles de visitantes.

-¿Qué es lo primero que va a hacer?

-Por un lado, concientizar sobre la necesidad del cambio: que los museos se abran de otra manera al público. Y hacer concursos para que entre no sólo un nuevo director sino un nuevo halo de esperanza, de frescura, de cambio.

-¿Concursos para los equipos de los museos?

-La carrera de la administración pública está colapsada. Es muy difícil hacer entrar gente a las plantas, que están envejecidas. Pero la planta no llega al 10 por ciento de los empleados en Cultura. El resto son contratos precarios. 

 -Una gran contradicción en el Estado…

-Y sí. Es muy difícil hacer concursos, que  haya vacantes, que los ganadores efectivamente asuman..

-¿Hacen falta museos nuevos?

-Hay museos de más en Buenos Aires. ¿Cómo puede ser que se haya hecho el Museo Malvinas acá y no en Tierra del Fuego?

-Usted sabe la respuesta.

-Y, la notoriedad… El anterior gobierno se dio cuenta de que los museos son un medio de comunicación. Pero si se los ve solo en función de una política de coyuntura, se cometen errores.

-¿El Museo Malvinas puede ir a otro lado?

-No, es buena arquitectura y tiene gran inversión tecnológica. No es lógico volver a hacer eso en otro lado.

¿No está pensando en abrir algún museo?

-Vamos a apoyar cualquier gestión que tenga esa iniciativa. Que sea el Estado el que lo instale en una provincia, sin que se lo hayan solicitado, no lo veo probable.

-¿Hay algunos que sobran?

-Aquellos que no estén vinculados con la comunidad o estén expresando valores que no son los que demanda la sociedad. Es muy caro mantener un museo. No pienso en cerrarlos pero sí en transformarlos.

-¿Convertirlos en otra cosa, un centro de estudios?

-A lo mejor, si es lo que hace falta.

-¿Cuál será el relato del macrismo en los museos?

-Yo no interpreto al macrismo.

-Usted es un funcionario del gobierno de Macri.

-Soy un empleado estatal. Construyo un diálogo entre las instituciones y la gente.

-¿Pero hay museo sin relato?

-No, todos son parte de esta narración. El Estado trata de que todas las versiones estén a la vista.

-¿El Estado es neutral?

-Neutral no, facilita los puntos de vista, las capas de sentido, aun las que te hacen entrar en contradicción. Esa es la tendencia de los mejores museos del mundo.

-¿Por qué seguimos teniendo museos si ahora estamos todo el tiempo en Internet?

-El equívoco es pensar que el museo solamente informa. En Internet hay mucha más información que en los museos, pero en los museos hay evidencias materiales extraordinarias, que son táctiles, y tienen toda su historia como íconos. Eso aún juega en nuestra apreciación.

-¿Se imagina los museos nacionales cumpliendo función de centro cultural?

-Sí, tienen que estar totalmente abiertos a esas expresiones y a las nuevas generaciones.

-¿Tienen que ser gratuitos los museos?

-Tienen muchas dificultades para autoadministrarse. No me parece mal que se cobre. Ahora se hace a través de Asociaciones de Amigos, lo que crea conflictos de poder. En 2006, cuando estuve en el Museo de Bellas Artes hice una encuesta, a ver si la gente estaba dispuesta a pagar 5 pesos… hoy serían 50. Y casi el cien por ciento dijo que sí.

-De los que ya estaban adentro… 

-En un museo la gente mira los objetos durante 25 minutos y sociabiliza durante otros 40. Va a la tienda a comprar cosas, va a la cafetería, disfruta del aire acondicionado… El problema es la recepción: que haya guardias aleja.

-El guardia tiene un valor simbólico. Te dice: “Ojo, acá hay valor, algo que merece custodia. No viniste a cualquier lado”. 

-El otro día un director de un museo de Rosario se quejaba de que cuando juega Rosario Central se llena de gente para ir a los baños. “Agrandá los baños, tenés la gran oportunidad”, le dije.

Sobre los despidos: reincorporaciones y mantenimiento

Consultado sobre los despidos en su área, Castilla respondió: “Felizmente los museos están operando regularmente. Hubo reincorporaciones y se pudo mantener en sus cargos a los profesionales que son necesarios para que funcionen. Ha sido tal el desmadre que dejó la administración anterior en términos de nombrar gente de manera desmedida, inmerecida. Y además los dejó en un plano de fragilidad atroz. Scioli o Stolbizer hubieran hecho lo mismo, el tema era una bomba para el que viniera.”

15 marzo, 2016

Entrevista a Américo Castilla, secretario de Patrimonio Nacional Argentino

Responsable de 26 museos nacionales, quiere que estos sean modernos y abiertos a nuevas expresiones. “Lo que venía pasando es que el Museo Histórico Nacional tenía […]
14 marzo, 2016

¿Por qué tantos museos siguen declarando la guerra al teléfono móvil cuando podría ser su aliado?

Por Samuel F. para Xataka Móvil. Hacer una visita a un museo siempre es toda una experiencia. Contemplar obras de artistas noveles o incluso de los […]
11 marzo, 2016

Juez pide a abogados moverse más rápido con el Lucas Museum

Un juez federal determinó que abogados de Chicago deben apurarse a entregar a la corte los documentos que la organización sin fines de lucro está pidiendo […]
6 marzo, 2016

La pérdida de pigmentos amenaza la preservación de Altamira

Los conservadores de la cueva plantean una reunión de expertos para analizar los efectos de los visitantes Parece una gota normal, pero lleva en su interior […]