Faltaba la confirmación oficial y ha llegado: la Secretaría de Estado de Cultura ha elegido el Museo de Altamira, en Santillana del Mar, como sede del Centro de Arte Rupestre de la Unesco. Así lo ha confirmado esta mañana José María Lassalle tras la reunión mantenida con el consejero de Cultura del Gobierno de Cantabria, Ramón Ruiz, en un encuentro que también ha dejado resuelta la fórmula administrativa y jurídica del Centro por la cual será la Fundación Botín la encargada de tutelarlo. Dicha fórmula responde a una condición que exige la Unesco por la cual el la institución debe tener una personalidad independiente tanto jurídica, como económica y funcional. Como la legislación española actual no permite desarrollar nuevos organismos autónomos, Lassalle ha propuesto “acogernos al marco de la Fundación Botín, que ya forma parte del Patronato del Museo Altamira, para que sea esta institución la encargada de tutelar este centro”. De hecho, el anuncio de este vínculo se concretará “en próximas fechas” cuando se firme el convenio con la Fundación Botín.

La Unesco aprobó en 2011 la creación de un centro de arte rupestre en España, adscrito al Ministerio de Cultura. Será el séptimo de los que existen en el mundo en su categoría. La riqueza arqueológica de Cantabria fue el argumento clave para que el centro tuviera su ubicación en la región. Inicialmente iba a ser en Santander, en el edificio del Banco de España. Pero cuando este inmueble fue finalmente destinado a sede asociada del Museo Reina Sofía con la cesión del Archivo Lafuente, la anterior decisión quedó sin efecto y quedó en el aire su ubicación. Ante la posiblidad de que Cantabria perdiera el ‘centro’, (Andalucía se postuló como posible destino) el Parlamento cántabro se movilizó: los cinco grupos con representación parlamentaria secundaron la proposición no de ley presentada por PRC y PSOE para que Santillana del Mar fuera el destino final. Y así ha terminado siendo.

Hoy, un mes después de aquella sesión plenaria, la Secretaría de Estado, que ocupa en funciones el cántabro Lassalle, ha dado luz verde a la elección de la villa cántabra. Desde Cantabria se había propuesto tres posibles sedes: la Torre de Don Borja, las Casas del Águila y la Parra y el antiguo convento de las monjas clarisas. Al final, la elección ha sido el Museo Altamira. Ahora, la intención de Lassalle es “seguir hablando” con el Gobierno de Cantabria para ver cómo se puede incluir el Centro dentro del proyecto de investigación preventiva que tiene el Estado en dicho museo

Para el consejero Ramón Ruiz, es “sustancial” engarzar los proyectos de investigación que se están realizando en nuestra región por instituciones como el Mupac y el Instituto de Investigaciones Prehistóricas de la Universidad de Cantabria con este centro de la Unesco, además de establecer vínculos entre el mismo y el resto de cuevas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

altamir3

Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España

Diecisiete grutas ornamentadas de la época paleolítica se agregaron a la Lista como ampliación del sitio de la cueva de Altamira, inscrito en 2005. Este bien aparece en la Lista con el nombre de Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España. El conjunto es representativo del apogeo del arte rupestre paleolítico que se desarrolló en toda Europa, desde los Montes Urales hasta la Península Ibérica, entre los años 35.000 y 11.000 a.C. El buen estado de conservación de las cuevas se debe a que sus galerías profundas las preservaron de las influencias climáticas externas. El arte rupestre de estas cuevas figura en la Lista por ser una obra maestra del genio creador del hombre y la primera de sus expresiones artísticas consumadas. Asimismo, constituye un testimonio excepcional de una cultura ancestral y una ilustración extraordinaria de una etapa importante de la historia de la humanidad.

El Archivo Lafuente, en mayo

Por otro lado, tanto el consejero como el secretario de Estado se “han emplazado” para mantener a mediados del próximo mes de mayo una reunión en Cantabria y tratar sobre las necesidades técnicas que requiere el nuevo proyecto museístico del Archivo Lafuente asociado al Museo Reina Sofía. En la reunión se han intercambiado distintas informaciones sobre los estudios técnicos realizados tanto desde el Gobierno central como el autonómico, y tanto Ruiz como Lassalle han confiado en que el próximo encuentro sirva para “agilizar y clarificar” este proyecto.

FUENTE: www.eldiariomontanes.es

 

19 abril, 2016

Eligen al Museo de Altamira como Centro de Arte Rupestre de la UNESCO

Faltaba la confirmación oficial y ha llegado: la Secretaría de Estado de Cultura ha elegido el Museo de Altamira, en Santillana del Mar, como sede del […]
18 abril, 2016

Expertos califican de “catástrofe” los daños en el Museo de Palmira

Los expertos polacos que regresaron tras evaluar los daños en un museo de la ciudad siria de Palmira ofrecieron nuevos y desalentadores detalles sobre el grado […]
17 abril, 2016

Daesh (Estado Islámico) ‬destruye la Puerta de Dios, en la histórica ciudad asiria de Nínive

De más de 2.000 años de antigüedad, es una de las quince entradas a esta localidad iraquí cercana a Mosul En su fervor por destruir cualquier […]
17 abril, 2016

Nueva propuesta ayudaría a mantener al Museo Lucas en Chicago

La esposa del creador de “Star Wars” George Lucas dice que un nuevo sitio potencial junto al lago ayudaría a asegurar que el planificado museo de […]