Aparecen dos nuevos murales de Bansky en Londres
18 septiembre, 2017
México: Comienzan el relevamiento para conocer los daños sufridos por el sismo al patrimonio cultural
22 septiembre, 2017

Londres: El Museo de Historia Natural y el Museo de Ciencias libraron una épica batalla en el marco del #AskACurator

Todo empezó en el marco de #AskACurator con una pregunta inocente de @Bednarz, un tipo con 1.200 seguidores, que publicó el miércoles un sencillo mensaje con una duda. “¿Quien ganaría en una batalla entre el personal del museo de Ciencia y el de Historia Natural?¿Qué objetos o muestras os ayudarían a conseguir la victoria?”. Con mención directa a las dos instituciones de Londres, no sabía que estaba desatando el infierno de los community manager. Que se iban a enzarzar en una batalla terrible. Y resulta que los trabajadores de los museos son gente dura y muy pendenciera.

 

“Nosotros tenemos dinosaurios. No hay competición”, contestó el museo de Historia Natural. Pero el de Ciencias fue rápido y dijo: “El museo de Historia Natural está lleno de fósiles viejos. Nosotros tenemos robots, un caza Spitfire y venenos antiguos. Boom”. Los guantes se habían lanzado y los museos sacaban el estoque.

 

Primero los golpes de las bestias extrañas. “Nosotros tenemos dinosaurios robots, los ‘Pterodactylus’ son las critaturas más venenosas del planeta. Añade volcanes y terremotos… y un pez vampiro”. A lo que el museo de Ciencia contesta. “¿Y qué hay con esta sirena?”, enseñando uno de esos ejercicios de taxidermia propios del siglo XIX con los que se quería engañar a los incautos, “¡tenemos un misil nuclear Polaris como dice Khalil!”.

 

“Jenny Haniveer ve vuestra sirena, nunca traigas una bomba nuclear a un guerra de meteoritos, nuestros especímenes de cucarachas sobreviven a todo”. ¿La respuesta del museo de Ciencia? La imagen de una bota. “Vemos vuestra cucaracha y…”

 

“Las cucarachas no vienen nunca de una en una, además derretimos vuestro plástico con nuestra lava”. “Nosotros (con suerte) combatiremos vuestra lava con nuestros ingenios para combatir fuego”.

 

“Música de ‘Juego de Tronos’. Mandando los dragones marinos, de ‘El libro de los grandes dragones marinos, de Thomas Hawkins, 1840”. “Vemos vuestros dragones y nos escapamos en un batiscafo”.

 

 

Bednarz, el pobre usuario que había empezado todo, trató de lograr un armisticio. “¿Podemos decir que la guerra de los museos ha sido un empate? Dense la mano, vayamos a casa y tomemos una agradable taza de té”. Pero ya hemos dicho que los científicos de museos son gente de lo más pendenciera.

 

El museo de Historia Natural parecía dispuesto, pero el de Ciencia simplemente no podía dejarlo pasar. “Estabamos dispuestos a llamarlo un empate, pero luego vimos esto. ¡Resulta que tenemos un dinosaurio y está impreso en tres dimensiones!”.

 

 

FUENTE http://www.revistavanityfair.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Widget Powered by Acurax Web Development Company