Museos.es 4

Quizás sean los museos las instituciones culturales que han conocido un cambio más profundo en las últimas décadas. El hilo conductor de esa transformación es el desarrollo de una cultura de masas, un aspecto que ha hecho aparecer una tendencia a la banalización y el espectáculo que tal vez sea la deriva más problemática en lo que son hoy los museos. Pero, junto a ello, la cultura de masas implica también una demanda de acceso a los bienes culturales de un conjunto, variado y plural, de segmentos sociales cada vez más amplio.

En esa demanda podemos reconocer la actualización, a la altura de nuestro tiempo, de la dimensión profundamente democrática de los museos, que surgen, en los albores de la época moderna, precisamente como instrumentos de acceso de los ciudadanos a la cultura. En lugar de instituciones segregadas, cerradas en sí mismas, los museos actuales más vivos y dinámicos son aquellos que sitúan como eje de su misión la voluntad de servicio público: los destinatarios del trabajo de los museos son los ciudadanos.

Son estos los planteamientos que guían el programa político del Ministerio de Cultura, los museos como plataformas democráticas de conservación y actualización del patrimonio, como espacios para el conocimiento y el placer, al servicio de los ciudadanos. Para impulsar este programa, el Ministerio se propone desarrollar en los próximos años la Red de Museos de España, un proyecto que busca dar una mayor consistencia y visibilidad, tanto nacional como internacional, a nuestras colecciones públicas y propiciar una mejora y actualización generales de las metodologías de trabajo de nuestros museos

Junto a la ya inminente articulación de la Red de Museos de España, la elaboración de una nueva Ley de Patrimonio Cultural de España, que deberá recoger las importantes modificaciones que han ido produciéndose en el concepto de patrimonio desde la promulgación de la Ley 16/1985 del Patrimonio Histórico Español todavía vigente hasta hoy, será también un instrumento decisivo en la modernización e impulso que el Gobierno de España quiere dar a nuestros museos. Todo ello en una perspectiva de coordinación e integración entre la administración estatal y las demás administraciones públicas: autonómicas y locales, o iniciativas privadas.

No sólo eso. Los museos de España, en correspondencia con el intenso dinamismo de nuestra sociedad, deben abrirse cada vez más a una perspectiva internacional, en la que el impulso de la construcción cultural de Europa y la intensificación de los lazos y vías de colaboración con la comunidad iberoamericana de naciones resultan dos ejes fundamentales. Los museos en un proceso de cambio, de transformación.

Los museos restituyendo las raíces culturales de los pueblos de España, su patrimonio plural. Espejos del tiempo sedimentado, resonadores de la memoria del futuro que hemos de intentar transmitir, desde la experiencia crítica del presente, a quienes habrán de venir después de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.