Desnúdate que vamos al museo… El Palacio de Tokio en París organizó una jornada exclusiva para nudistas
7 mayo, 2018
El Thyssen y Endesa se unen para ofrecer la primera experiencia de realidad virtual en el museo
18 mayo, 2018

Tecnología espacial protegerá el patrimonio del Templo de Shaolin

La tecnología de los cohetes portadores Gran Marcha fabricados en China protegerá a los antiguos libros del templo de Shaolin, que tienen una historia de unos 1.500 años y forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Un grupo de monjes del templo de Shaolin, cuna del kung-fu chino, encabezados por el abad, Shi Yongxin, visitaron la Academia de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento de China (ALVT, por sus siglas en inglés), fabricante de los cohetes portadores Gran Marcha, para conocer las tecnologías que emplean y que puede servir para proteger los libros del templo.

La ALVT desarrolló un avanzado sistema de protección de libros basado en tecnologías aeroespaciales que despertó el interés de los monjes pues muchos de sus libros de papel quedan dañados por plagas y mohos, según despacho de Xinhua.

El clima del templo de Shaolin, ubicado en las montañas de la provincia central china de Henan, es húmedo en verano y frío y seco en invierno, y el lugar recibe además un gran número de visitantes anualmente, condiciones que son desfavorables para la protección de los libros antiguos.

La principal parte del sistema de protección de la ALVT es una caja sellada y resistente al agua, al fuego y a los insectos.

El director de la oficina de estructuras del departamento de armas tácticas de la ALVT, Fan Xinzhong, también encargado del diseño, señaló que la caja combina tecnologías aeroespaciales avanzadas como el aislamiento térmico de cohetes, la estructura de panal en capas del carenado del cohete y el material compuesto usado en la cápsula de la nave espacial.

Por su parte, el investigador Shan Yijiao dijo que el material de aislamiento térmico puede mantener la temperatura en el interior de la caja por debajo de 60 grados durante una hora en un incendio y que la estructura de panal en capas permite que la caja resista a impactos y compresiones y que flote en el agua.

El diseñador de la cerradura de la caja, Lei Bao, indicó que aprovecharon la tecnología de sellado de la nave espacial para garantizar que la caja fuese resistente al agua y a los polvos al cien por ciento.

Los gusanos e insectos no pueden sobrevivir en el interior de la caja con poco oxígeno y la humedad puede ser controlada a través de un sistema de monitorización para prevenir la aparición de bacterias y mohos.

La ALVT está planificando sistemas similares para otras librerías, museos, archivos y templos con el fin de proteger las reliquias culturales de la Tierra.

Fuente Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *