Le prohibieron amamantar en el Victoria and Albert Museum

Una madre londinense se sorprendió cuando estaba amamantando a su hijo de un año en un jardín del museo Victoria y Albert y un empleado del museo le pidió que se tapara mientras lo hacía.

La mujer, cuyo usuario de Twitter es @Vaguechera, contó que sólo había mostrado un “nano-segundo de pezón” y estaba consternada con la situación. Amamantar, además de ser una de las prácticas más naturales de la humanidad, está permitido en espacios públicos por la ley del Reino Unido, incluso dentro de los museos.

 

El museo se encontró inmerso en un escándalo y, además de emitir un comunicado para disculparse, tuvieron que afrontar la ingeniosa publicación de Twitter de la madre, quien publicó imágenes de esculturas de mujeres desnudas y obtuvo miles de compartidos en cuestión de minutos.

La mujer comentó a la BBC que “La trabajadora que se dirigió a mí fue simpática y educada, pero que me pidiera que me cubriese fue muy intrusivo, desagradable y vergonzante, además de ridículo”.

“Creo que era importante contar este incidente porque la vergüenza causada por este tipo de intervenciones puede afectar muchísimo a la confianza de mujeres que estén dando el pecho”, agrega en la entrevista a la BBC.

Evidentemente, esta es una pésima publicidad para el museo, así que respondieron rápidamente pidiendo disculpas a @vaguechera.

“Sentimos escuchar esto. Las mujeres siempre son bienvenidas para dar el pecho en el museo. Además, hay espacios habilitados para aquellas que prefieran privacidad”.

Tristram Hunt‏, director de “Victoria and Albert” también dedicó un tweet a la madre pidiendo disculpas.

“Perdón. Nuestra política es clara: las mujeres pueden dar el pecho donde quieran, donde se sientan cómodas y sin ser molestadas”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.